El bautizo de Tristán

Cañas de Pan Feo para el bautizo de Tristán

El bautizo de Tristán contado por Juan Peña en su blog. Por estas pequeñas historias nos gusta hacer pan, por ellas ponemos todo el empeño en cuidar hasta el último detalle en todos los productos que elaboramos. Gracias a Juan Peña, a Tristán y a su madre, Sonia González. Aquí os dejamos la experiencia de uno de nuestros clientes, feliz por la llegada de su hijo, feliz por poder celebrarla con toda la alegría y los mejores manjares.

Amigos, antes de acabar el año quiero dedicarle este post a todos los seguidores que me escriben y que me preguntaban por qué no escribía algo sobre el bautizo de nuestro bebé Tristán. Después de recopilar fotos, aquí lo tenéis.

Quiero contar que fue un día muy especial para toda la familia y amigos, en especial para Sonia, su mami, y para mí. Nuestros padres, hermanos y abuelos se volcaron mucho en el bautizo de nuestro hijo. Fue un día donde disfrutamos mucho de nuestra gente y lo más importante, como cristianos que somos, es que nuestro bebé fue bautizado y por ello quisimos festejarlo con una comida con toda la gente que desde el día que nació nuestro hijo se ha interesado por saber cómo iba creciendo y mostrarnos todo su cariño.

El bautizo lo celebramos el pasado jueves día 10 de diciembre en la parroquia Nuestra Sra. de la Moraleja, parroquia que habitualmente visitamos a escuchar misa por estar cerca de casa. La ceremonia se celebró a mediodía y el padre don José Ramón Hurtado de Mendoza Infantes fue quien ofició el sacramento del bautismo. Los padrinos del bebé fueron la madre de Sonia, Feli y mi hermano mayor, Eduardo.

Fue una ceremonia muy bonita, estábamos todos muy emocionados. Tristán fue bautizado con aguas del río Jordán, agua regalo de mi buena amiga Montse y agua del Vaticano. La concha de plata con su nombre grabado, regalo de la joyería Malta de nuestros amigos María y Mayayo.

Vernos rodeados de nuestras familias y amigos más cercanos significó mucho cariño hacia nuestro hijo y hacia nosotros. Durante la misa leyeron las lecturas nuestra amiga, Alba Carrillo. Uno de mis mejores amigos, Fernando Candela y luego nuestra “primita” pequeña Alba que dijo unas palabras de mucho cariño hacia Sonia, Tristán y hacia mí.

Yo en el transcurso del bautizo le canté a Tristán un villancico jerezano: Patriarca Manuel que por lo que me contaron gustó mucho a todo el mundo. Sonia en un momento de la eucaristía dijo unas palabras de cariño y agradecimiento a Dios por la familia tan bonita que había formado y por tener el niño más maravilloso que unos padres puedan tener.

Fueron palabras de mucha emoción que todos los allí congregados recordaban en algún momento de la celebración, lágrimas a flor de piel fueron las que esas palabras me ocasionaron cada vez que las recuerdo. Tristán para el bautizo iba vestido con el traje de cristianar que le hicieron a Sonia en Suiza cuando ella nació y con el que fue bautizada Sonia y todos sus hermanos. Confeccionado a mano con seda natural.

En el convite le pusieron una ropita más cómoda de Casilda y Jimena by Piccolo Mondo, regalo de Susana y Paloma Cuevas. Sonia para esta ocasión iba con vestido azul de encaje de Tommy Hilfiger, abrigo nude del diseñador manchego, Alejandro de Miguel, joyas de Suárez y zapatos de Jimmy Choo. En mi caso confié una vez más en Belgrave, la marca por excelencia que está arrasando en Madrid y que están abriendo tiendas en otros puntos de España y el extranjero. El traje de color azul, camisa blanca, gemelos en oro blanco de Bulgari y abrigo de Belgrave de tres cuartos en color azul con cuello de terciopelo. Daniel, su encargado, junto a Alejandro, el sastre de la tienda de Velázquez, hicieron que me quedase “perfecto” como decían mis amigos, jeje.

Terminada la misa nos fuimos a celebrarlo a la “Finca la Quinta de la Muñoza”, es un sitio al que le tengo mucho cariño, pues muchas de mis actuaciones en eventos privados se celebran allí y está muy cerquita de Madrid, en la carretera del Pardo.

Virginia y Antonio, los encargados de la Finca, hicieron todo lo posible para que el día fuese inolvidable, y así fue. Ese día la finca estaba engalanada más que nunca, y eso es complicado, porque es un lugar que tenéis que ir a ver en alguna ocasión, es como si estuvieses en tu propia casa pero todo a lo grande; de hecho, se celebran bodas de hasta 800 personas, sus amplios jardines y salones acogen los eventos más selectos que se celebran en la capital.

El almuerzo corrió a cargo de la restauradora Silvia Lodares y su equipo de catering The Cook. Además, dio la casualidad que Silvia es amiga de la infancia de Sonia, así que imaginar con que cariño prepararon todo. Quisimos hacer hincapié en que hubiese productos de nuestra tierra, tanto de Andalucía como de Castilla la Mancha, y por supuesto productos de otros lugares como Francia, por ser un país que nos gusta mucho (de ahí las ostras y el champagne francés) y de Santander, lugar donde tengo muy buenos amigos y quisimos hacer un guiño a las anchoas de Santoña, así que vinieron unas señoras ataviadas con sus correspondientes trajes y mesas y se pusieron a elaborar las anchoas al momento.

Bautizo de Tristán

De Castilla la Mancha, Sonia se trajo el queso manchego de Santa María del Campo Rus, premiado con la medalla de oro al mejor queso. Para acompañar el queso, qué mejor que el pan Feo artesano, de Pozo de la Cañada de la Panadería Jesús, que se ha hecho muy famoso en toda España en apenas unos años y está presente en las mejores tiendas gourmet. Sonia hasta los 7 meses de embarazo estuvo recorriendo las bodegas de Castilla la Mancha grabando un programa de televisión sobre bodegas y vinos, por eso no podían faltar sus vinos favoritos como fueron Dehesa de Luna, tinto elaborado con diferentes variedades autóctonas y foráneas es un vino con denominación de la Tierra de Castilla.

Vinos ¡ea!, blanco 2014 de Manuel Manzaneque Suárez y ¡ea!, tinto 2013 también de la misma bodega, fueron vinos que les encantaron a todos los invitados. Luego queríamos que los invitados disfrutasen de un buen jamón ibérico de bellota,así que una vez más confiamos en la Hoja del Carrasco jamón de Guijuelo y su maestro al corte, Carlos, hizo las delicias de todos cuanto disfrutamos de este manjar acompañado de su lomo de bellota. De Jerez no podían faltar, el vino fino Tio Pepe y el vino oloroso, Solera, 47.

Me gustó mucho el servicio que ofreció Andrés de la empresa ostrarium y sus ostras francesas que las iba aderezando en el momento y los invitados dijeron que era una auténtica delicia. Acompañados de Moët & Chandon y Castellane brut champagne, ambos franceses, que te hacían trasladar al mismísimo París. Muy bueno el vino de Numanthia, vino español de Toro que se sirvió en los primeros aperitivos.

El postre, entre otros dulces, cabe destacar los famosos Miguelitos Ruiz de la Roda, dulces rellenos de crema y chocolate que lo hicieron esa misma mañana y que a Sonia les encantan. Nos gustó mucho la mesa de chucherías que la empresa Beachus&Ches puso en el convite para los más pequeños. Golosinas artesanas y de diferentes sabores, formas y tamaños, las brochetas y las galletas con la cara de Tristán les gustaron a todos cuanto las probaron.

Bautizo de Tristán2

Detalle muy bonito el que tuvieron la marca de cosméticos Oriflame con todos los invitados, obsequiándolos con regalos de sus productos de cosmética.

A medida que los invitados iban disfrutando del bautizo, empezaron a organizarse corrillos donde empezó la fiesta como no podía ser de otra manera por “bulerias” los artistas: Malena de Parrilla, Maria Toledo y Rocio Peña Fernández al cante, Juan Diego Santos, a la guitarra y Roberto Mesa y Javier Daniel Pérez a la percusión, el baile de la mujer de Roberto, Marta y de Manoli la hermana del torero “el Juli” pusieron el broche a una fiesta que se prolongó hasta altas horas. Momento muy divertido cuando Alba Carrillo y Feliciano López se pusieron a cantar la canción “Noche de Bodas” que en su día yo les canté en su boda.

Vicky Martín Berrocal se cantó unas sevillanas que junto a algunas tías de Sonia, que tienen todo el arte, pusieron el ritmo a un bautizo que lo recordaremos porque fue muy emotivo en muchos momentos, ¡¡y porque todos los que estuvimos disfrutamos como si fuésemos niños pequeños!

Un momento muy emotivo fue cuando le canté a Sonia la canción Adoro de Armando Manzanero que es su favorita. hasta la semana que viene mi gente que será mi último post de este año.

– Publicado el 24.12.2015 en Blog de Hola.com –

Lee la entrada del Blog aquí

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *